Ahorrar en calefacción con 5 sencillos consejos

Ha llegado el frío y nos preparamos para afrontarlo de la mejor manera posible con sistemas de calefacción diversos para mantener la casa calentita en los días más duros del invierno. Pero para que no se dispare la factura de la luz o el gas, hoy os explicamos cómo ahorrar en calefacción con 5 sencillos consejos.

Recordad que tener calefacción en casa no implica que parezca verano, es mejor ponerse un jersey que llevarse un susto con la factura. Además, esto nos hace más sostenibles y ayudamos a reducir gases de efecto invernadero. Los pequeños gestos suman en favor de la eficiencia energética del planeta.

Los 5 consejos básicos para ahorrar en calefacción

1. Mantener una temperatura constante no superior a 21ºC y colocar un termostato programable

Con 21ºC se puede calentar un hogar sin pasar frío. Por la noche, es suficiente de 15ºC a 17ºC. Si necesitáis poner 24ºC o 25ºC es porque no váis bastante abrigados o vuestro sistema no funciona bien. Colocad un termostato programable y ahorraréis de un 8% a un 13%.  Si solo estáis en casa unas horas, programad la calefacción para que se encienda una hora antes de llegar.

2. Aprovechar las horas de luz: ventilar 10 minutos y bajar las persianas por la noche

Aprovechad la luz del sol; es energía limpia y gratuita. Ventilad las habitaciones durante el día (se calcula que 10 minutos es suficiente para que no se escape el calor en invierno) y no calientéis las estancias vacías. Por la noche bajad las persianas y corred las cortinas para que no se pierda el calor acumulado durante el día.

3. Controlar las pérdidas de calor en puertas y ventanas

Un aislamiento correcto es fundamental. Hasta el 30% de las necesidades de calefacción se deben a pérdidas de calor. Instalar doble cristal en las ventanas las reduce hasta un 50 %. Revisad también las pérdidas de calor en las rendijas de puertas y sistemas de persianas sin aislar… Se pueden cerrar con masilla o silicona.

4. Purgar los radiadores una vez al año

Purgar o sacar el aire a los radiadores es necesario al menos una vez al año, antes que comience el invierno, ya que suelen acumular pequeñas burbujas de aire que impiden el paso del calor. Y sobretodo, ¡no utilicéis los radiadores como secadora! Aunque resulta muy tentador calentar la ropa encima de los radiadores, tapar estos equipos imposibilita el flujo del aire y reduce su eficiencia.

5. Revisar la caldera periódicamente

Un buen mantenimiento de la caldera puede ahorraros hasta un 15% al año. Una revisión anual evita sorpresas como averías inesperadas y costosas resparaciones. Si es el momento de renovar la caldera, valorad adquirir una más eficiente; aunque en principio suponga una inversión mayor, la notable reducción del consumo y del importe de la factura valdran la pena.

En definitiva, poner en práctica estos 5 consejos seguro que os hará más cómodo el día a día y os ayudará a reducir la factura energética.
Y si necesitáis ayuda para elegir el sistema de calefacción más eficiente, podéis consultar nuestros productos de calefacción o contactar con nosotros.
En Calfri ofrecemos productos como:

Contactad con nosotros

o llamadnos al 977 44 43 38

noviembre 21st, 2016|Calefacción|2 Comentarios

Deje su comentario