Ventajas del gasoil C para calderas de calefacción

La calefacción de gasoil es una opción muy común en zonas con climas duros y donde no llega la red de distribución de gas natural. Para ello es fundamental elegir la caldera y el tipo de combustible adecuado. Por eso en este artículo vamos a hablar de las ventajas del gasoil C para calderas y la calefacción doméstica en general.

Si queremos optimizar el consumo y ahorrar, además de disponer de una caldera de gasoil con la potencia y las características apropiadas para la vivienda también es importante utilizar el mejor gasoil para la caldera.

Pero, ¿cuál es el mejor gasoil para calderas de calefacción? Veamos primero qué tipos de gasoil existen y cuál es el más recomendable para calderas de calefacción.

Tipos de gasoil

En general, existen tres tipos de gasoil o gasóleo que se diferencian según sus características físicas y su utilidad:
gasoil A, gasoil B y gasoil C.

Ventajas del gasoil C para calderas

El gasoil C es un gasoil sin aditivos que garantiza el ahorro en el mantenimiento de la caldera: mejora la combustión, disminuye el consumo, protege la caldera y reduce las emisiones contaminantes. Veamos algunas de sus principales ventajas:

Rendimiento. Tiene más poder calorífico que el resto de gasóleos, puesto que contiene más parafinas.

Ahorro. Las parafinas que contiene le dan más poder calorífico y ayudan a ahorrar producto.

Menor contaminación. Al tener una densidad superior al resto de gasóleos, se reduce el consumo y, en consecuencia, las emisiones contaminantes.

Energía segura. Su punto de inflamación es superior a los 60 ºC, lo que supone mayor seguridad.

Instalación y mantenimiento. El coste de instalación es inferior a otros combustibles, ya que no tiene normas de instalación especiales, no son necesarias cuotas, ni alquileres de contadores mensuales. El gasoil se almacena en un tanque y se conecta al quemador por medio de una tubería. De esta manera, no depende de la red de distribución.

En resumen, el gasoil C mejora las prestaciones y prolonga la vida útil de las calderas, mantiene limpio su sistema de alimentación, quemadores y filtro, neutralizando, a la vez, la corrosión y la formación de incrustaciones. Además, evita la congelación del gasóleo, asegurando el óptimo funcionamiento de la calefacción hasta en condiciones de frío extremas.

En Calfri recomendamos utilizar gasóleo tipo C, que es el combustible más idóneo para calderas de última generación.

Si tienes alguna duda o necesitas que te ayudemos, puedes contactar con nosotros

Contacta

o llama al 977 44 43 38

Descubre las ofertas en calderas de gasoil que te ofrecemos en nuestra tienda online

Ofertas en calderas de gasoil