consejos para elegir radiadores de calefacción

En esta época del año la calefacción es un aliado indispensable para combatir las bajas temperaturas, por eso queremos daros unos consejos para elegir radiadores de calefacción.

Diciembre no solo es el mes de las reuniones familiares por excelencia sino cuando las calefacciones se encuentran a pleno rendimiento. Para que todo funcione bien y la temperatura de confort sea la adecuada para toda la familia, la elección de los radiadores es clave.

Hay que tener en cuenta que la elección de los radiadores o emisores térmicos tendrá que ir acorde con el sistema de calefacción escogido. El tamaño de la vivienda, la distribución de las habitaciones, la ubicación y el clima de la zona determinarán qué tipo de radiadores necesitamos y la potencia térmica para cada uno de ellos.

Antes de optar por un tipo de radiador u otro, debemos conocer qué tipos existen. A continuación vamos a hablar de los radiadores de calefacción más habituales, sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué tipos de radiadores de calefacción existen?

Aunque los radiadores de calefacción se pueden clasificar de distintas formas, en este artículo nos centraremos en los tipos de radiadores que existen según la fuente de la que obtienen el calor.

Se pueden dividir en dos grandes grupos: los que actúan como intercambiadores de calor (radiadores de agua) y los que generan calor ellos mismos (radiadores eléctricos). El tipo de instalación que necesitaremos cambiará totalmente según los radiadores que elijamos.

Descubre las ofertas en radiadores de calefacción de nuestra tienda online:

Ofertas en radiadores
radiadores de calefacción Calfri

 Radiadores de agua

Los radiadores de agua emiten calor al ambiente donde estén instalados. A través de ellos circula el agua caliente procedente del generador de calor (caldera, bomba de calor, etc.) para distribuir la energía de su interior y alcanzar la temperatura deseada en cada estancia. Se utilizan para instalaciones con caldera de gas natural, biomasa o en sistemas de aerotermia.

Aunque la instalación de radiadores de agua implica una obra completa por parte de un instalador profesional, el binomio caldera más radiador es uno de los esquemas más empleados a la hora de calentar un hogar.